Chicas nuevas 24 horas

El pasado mes de octubre, tuvimos el placer de asistir a la presentación del documental dirigido por Mabel Lozano, Chicas nuevas 24 horas, en la Casa de la Cultura de Alhaurín de la Torre. En él, los alumnos y alumnas de 4º de ESO que acudieron a su proyección tuvieron la ocasión de acercarse al drama de la trata de mujeres, de niñas incluso, y en el que nuestro país juega desgraciadamente un papel vergonzante. Tras la proyección, tuvieron ocasión de debatir con su directora sobre la vida de estas chicas, cómo llegan a tal infierno y cómo las medidas al respecto no están siendo suficientes para su erradicación. Tanto el documental como el testimonio de Mabel Lozano fomentaron la reflexión reflejada en textos como este:

 CHICAS NUEVAS 24 HORAS

El documental dirigido por Mabel Lozano se centra en mostrar la trata de mujeres como un descomunal negocio transnacional que mueve cada año 32 mil millones de dólares. Un negocio en el que la materia prima son las mujeres y las niñas, que son explotadas y exprimidas de manera salvaje hasta optimizar su rendimiento económico. 

Yo sí había escuchado hablar de la trata de mujeres, tenía una pequeña idea de lo que se trataba, pero al ver este documental me di cuenta de que no tenía información suficiente, no conocía la mayoría de las cosas explicadas, y nunca había visto una entrevista a una mujer que había pasado por esto.

Cada espectador lo habrá vivido de una manera. He podido escuchar que algunos se han sentido tristes, otros, impresionados, por desgracia, muchos otros han reaccionado de forma indiferente.

Yo, tuve un sentimiento que no había experimentado antes. Algo se me encogió en el estómago, al ver a cada una de las mujeres contar su historia. El hecho de ver como algunas lloraban o hablaban con miedo me producía una profunda tristeza.

Todas y cada una de las mujeres entrevistadas me hicieron sentir la necesidad de hacer todo lo posible para poder ayudarlas.

Aparecían chicas menores de edad, incluso de 15 años. Ver que alguien con mi misma edad tenía esa vida, sufría de esa manera y era maltratada, me hizo sentir impotencia.

Al acabar el documental, junto a las otras clases de 4º ESO, comenzamos a reflexionar, sobre como pensamos que se puede acabar con la trata de mujeres.

Alguien dijo que si se legalizara, estas chicas tendrían un salario, y unos servicios mínimos. Mi pregunta a esta reflexión fue ¿Pero cómo vamos a legalizar algo que va en contra del ser humano?

No estuve de acuerdo.

Yo, sin ninguna duda, pienso que la solución a esto es educar a los consumidores, a los hombres, desde pequeños, informándoles de la trata de mujeres, de la vida que llevan, y el daño que hace.

Pienso que todos debemos informar a la gente que no conoce esto y de ninguna manera debemos girar la cara ante el problema, o incluso, normalizarlo. 

Me ha parecido, que Mabel Lozano y todo el equipo que hay detrás, han hecho un trabajo maravilloso, al querer informar a las personas y hacernos darnos cuenta a muchos del gran sufrimiento que supone la trata.»

                                                                                                                     Carmen Fernández Sierra

                                                                                                                                   4º ESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *